jueves, 29 de octubre de 2015

La larga espera... ¿y ahora qué?

Ha pasado casi un año desde que nos planteamos adoptar. Durante este tiempo hemos asistido a una sesión informativa, hemos presentado dos instancias (una para nacional y otra para internacional), nos hemos casado, hemos viajado, celebrado reuniones familiares y con amigos, hemos realizado un curso de formación, conocido a otras familias que están en nuestra situación y a varias madres que ya han alcanzado su sueño, hemos buscado mucha información por internet, en libros y en Ecais, hemos abierto este blog y un grupo en Facebook, "conocido" a mucha más gente en nuestra situación, hemos realizado entrevistas de valoración, las hemos superado y lo hemos celebrado, hemos reído y llorado, hemos pasado nervios (¡muchos!), hemos trabajado, disfrutado de momentos de ocio y preparado mucha documentación... y así, hasta hoy, que ya hemos cumplido con nuestra parte y ahora sólo queda esperar.

En la Ecai nos avisaron: la espera será larga, pero con ánimo y paciencia todo pasa mejor. Ya, lo peor es que ahora ya no queda nada por hacer. El trasiego de papeles, reuniones, idas y venidas de estos meses ha terminado y sólo queda eso, esperar. La larga espera.... ¿y ahora qué hacemos?


miércoles, 28 de octubre de 2015

Carta a mi madre adoptiva

Hace unos meses, publiqué la hipotética carta que un niño adoptado le escribía a sus abuelos. ¿Lo recordáis? Se titulaba "Carta a los abuelos". Era una carta maravillosa, tierna y llena de grandes verdades, y por los mensajes que recibí sé que gustó mucho. Hoy os quiero enseñar otra carta, esta vez de una chica a su madre adoptiva. Os aseguro que, si la anterior os emocionó, ésta ¡va a ser la caña! Ya me contaréis...

Amanda Woolston es una trabajadora social, psicoterapeuta, escritora y autora del blog www.declassifiedadoptee.com, que también fundó Pennsylvania Adoptee Rights y Lost Daughters. Porque Amanda Woolston, en la actualidad Amanda Transue-Woolston, es una hija adoptada. Todo su trabajo gira en torno al mundo de la adopción. Tenía tres días de edad cuando abandonó el hospital en brazos de un trabajador social y cinco meses cuando dejó su casa de acogida para irse a vivir con una familia adoptiva.

Amanda es la autora de una preciosa carta titulada "Carta a mi madre adoptiva", que refleja su experiencia y todos sus sentimientos. Espero que os guste tanto como a mí.

A mi madre adoptiva en ciernes,
Es 1985. Me llamo Christen, pero aquí me llaman “Sarah”. Tenía 3 días cuando vi por última vez a mi primera madre y me trajeron a esta casa de acogida. He estado aquí al menos 5 meses, no sé por qué. Tengo una madre de acogida. No sé su nombre.
Condujiste desde Georgia hasta Tenessee para verme. Me sujetas con aprensión. Te han avisado antes de venir que lloro sin pausa a cualquiera que se acerque planteándose la posibilidad de adoptarme. Suspiras aliviada porque no lloro cuando me coges en brazos. 10, ahora 15, ahora 20 minutos han pasado desde que me has cogido y todavía te miro tranquilamente. Serás mi tercera madre. Serás mi última madre.

Te preguntas la mejor manera de criar una hija adoptiva, y los expertos te dicen que yo no tengo necesidades específicas, y que ser adoptada, aunque me lo deberías revelar lo antes posible, no significará nada para mí. No te van a dar ningún apoyo post-adoptivo. Pero somos fuertes.  

Nos lo pasaremos muy bien mientras sea pequeña: nos mudaremos a la Costa Este, cerca del océano. Te voy a seguir e imitar en todo. Voy a mostrar talento para el lenguaje y la música y tú vas a hacer todo lo posible para alimentar este talento. Vamos a ir a la playa todos los días en verano. Mirarás cómo me siento en la orilla durante horas pero no sabrás que me pregunto por qué me siento tan atraída por el océano si mi familia originaria es de Tennessee.

Habrá épocas duras. Faltará el dinero hasta que el negocio de papá arranque, cuando sea adolescente. Pero estaré bien. 

Mis años de educación primaria serán duros para todos. Seré cabezona, lista, y tendré mi propio estilo. Los otros niños se burlarán de mí. Me secarás las lágrimas cada noche, desde 4º hasta 6º. Llamarás la atención a mis maestros. Escribirás cartas encendidas a la apática administración de la escuela. Te sentirás cómo si no hubieras hecho nada cuando lo habrás hecho absolutamente todo.

Te diré que no eres mi “madre de verdad” un puñado de veces debido a la frustración y la incomprensión de la gente. Tú, que eres una persona de natural tranquilo, verás cómo tu hija desarrolla una agudeza verbal y una lengua ácida. Te pondré a prueba, tocaré tus interruptores, y te haré demostrar una y otra vez que me quieres.
Me verás florecer para convertirme en una adolescente que consigue buenas notas, llega a capitana de su equipo de basket, y que rápidamente se vuelve popular y con muchos amigos. Nos llevarás a mis amigos y a mí donde haga falta y les querrás. Te sentirás frustrada cuando me ocupe en exceso de personas que no se preocupen por mí porque soy incapaz de soportar rechazar a nadie. Cuando me meta en relaciones adultas insanas, te sentirás sin saber qué hacer. Será una de las dos únicas veces que verás a tu marido llorar.

Dejaré a mi novio chungo y me embarcaré en un largo proceso de autodescubrimiento y acabaré por saber qué carrera quiero hacer. Encenderás la vela en mi boda, a la que habrás invitado a casi todo el mundo que conoces para compartir este momento de orgullo. 

Después, sin historial médico familiar, descubriré un tumor. Te llamaré muerta de dolor y anestesia cuando me despierte en el quirófano. Le preguntarás a Dios “¿Por qué?”, y estaré bien.

Estarás en el nacimiento de tu primer nieto y me verás convertirme en una madre. Verás despertar la adoptada que hay en mí. Te angustiarás cuando empiece a hablar de ser adoptada, de echar de menos a mi primera madre, y de mi interés en mis raíces. Llorarás de frustración cuando este dolor dormido de repente emerja desde mi alma. No entenderás lo encantada que estoy al saber que hace mucho mis ancestros vivieron cerca del océano. Cuando me embarque para el encuentro, me darás apoyo, pero te sentirás rechazada. Te tendré que decir una y otra vez que no te estoy abandonando, sino que estoy recuperando esta parte de mí que quedó atrás. Te encontrarás con la madre con la que compartes tu hija. Le darás fotos de mi infancia. Verás su cara y la abrazarás.

Verás cómo tu hija le da significado a la pérdida y la convierte en una buena carrera que le permite ayudar a los demás. Verás cómo entran en acción sus rasgos genéticos y su personalidad, y los valores y habilidades que le has enseñado. Me acompañarás a los eventos de los Derechos de los Adoptados. No entenderás por qué al principio, pero querrás hacerlo, y con el tiempo entenderás el movimiento. Te convertirás en una de mis mejores amigas y en mi mayor aliada.

Y, finalmente, sabrás que eres una buena madre.

Bienvenida a la maternidad.

¿Estás preparada?

Te quiero,

La niña que sujetas en brazos.

Si queréis saber más acerca de su trabajo, aquí os dejo un enlace con todos sus libros: http://amandawoolston.com/publications/complete-publication-list/

martes, 27 de octubre de 2015

Un paso adelante


No, no me he vuelto loca. Los lunes siguen sin gustarme un pelo (¡salvo que esté de vacaciones!). Pero es que este lunes fue diferente. Este lunes por fin llegó la noticia más esperada durante los últimos meses. Ayer nos comunicaron que... ya tenemos número de registro en Bulgaria!!!!!!!

Es cierto. Desde el pasado 1 de octubre (¡y nosotros sin saberlo!) ya existimos en la base de datos que maneja el Ministerio de Justicia búlgaro a la hora de asignar a sus menores.

Parece mentira la ilusión que puede hacer un simple número. Y es que en este caso se trata de algo más que un simple número. Se trata de empezar por fin la espera, se trata de "existir" en Bulgaria y que sus autoridades tengan nuestro expediente, nuestro historial, nuestras fotos y nuestros datos. Se trata, en definitiva, de saber que ahora sí, por fin, estamos oficialmente "embarazados".

Y eso que el camino no ha sido fácil. Junto a la resolución oficial en la que nos comunicaban nuestra aceptación, se nos comunicaba también que ya habían resuelto el problema del número de niños... mmm ¿qué problema? Bueno, pues nos contaba AMOR que las autoridades españolas "metieron la pata" una vez más. ¡Qué sorpresa! Al enviar su parte de documentación a Sofía, adjuntaron un certificado de idoneidad para un sólo menor, cuando nosotros habíamos solicitado uno o dos menores. Como es normal, al Ministerio de Justicia búlgaro no le cuadraban los datos y consultó al IASS qué pasaba, y el IASS revisó el expediente y dijo "glups, es cierto, tienen la idoneidad para uno o dos menores". En fin, ya está solucionado (y agradezco que lo hayan hecho rápido y sin decírnoslo, porque me hubieran entrado ganas de "comerme" a alguien).

Así que ésa es la noticia que hace que adore este lunes. Por fin, empieza la larga espera hasta llegar a esa, o esas, personitas que algún día se convertirán en nuestros hijos.

¡Tranquilos chicos, ya vamos...!

 

lunes, 26 de octubre de 2015

Conciliación laboral (o el derecho a tener trabajo e hijos) en la Unión Europea

Continuamente oigo hablar de los problemas que tienen los padres para conciliar trabajo y familia, que no tienen con quién dejar a sus hijos y que una niñera o una guardería se lleva una gran parte de sus sueldos, por lo que no todos se lo pueden permitir. Se supone que vivimos en un país avanzado, con políticas concretas de conciliación familiar y ayudas a las familias y, sin embargo, la realidad no es ésa. ¿Qué sucede entonces con la "promesa" política de ayudar a las familias a conciliar trabajo e hijos para que no se vean obligadas a elegir entre ambas? ¿No estamos oyendo todos los días que el número de recién nacidos baja continuamente y que Europa envejece a pasos agigantados?

En España, la madre tiene 16 semanas de baja remunerada al 100%, ampliable a dos semanas más por cada hijo, a partir del segundo, en caso de parto múltiple o de discapacidad del bebé. Este derecho también se puede ejercer en los casos de adopción y acogimiento del bebé, tanto si es permanente como temporal, siempre que los hijos sean menores de seis años. De estas 16 semanas, las 6 primeras son obligatorias para la madre, mientras que las otras 10 semanas se pueden repartir entre el padre y la madre de forma simultánea o consecutiva. Además, el padre tiene 2 días por nacimiento más 13 días adicionales, que pueden ser 15 días en caso de parto múltiple y 20 en caso de familias numerosas.


En Suecia, el permiso es de 480 días (16 meses) compartidos entre padre y madre, y percibiendo el 80% del salario hasta los 390 días. El padre tiene la obligación de tomarse al menos 60 días más 10 días laborables a partir del nacimiento. 


En Noruega son 392 días (56 semanas) al 80% del salario ó 322 días (46 semanas) al 100%. El padre tiene derecho a 70 días de ayuda (10 semanas), percibiendo el 100% de su salario. La madre está obligada a tomarse 21 días antes del parto y 42 días después del parto, y el resto puede compartirse con el padre.

Alemania tiene un período más corto que el de España para la madre, 98 días (14 semanas), de los cuales 42 días son anteriores al parto, pero después del parto se le suma 1 año al 67 por ciento de ayuda con un tope de 1.800 euros. Lo mismo durante 1 año para el padre. Además, aunque la pareja pueda ver reducidos sus ingresos durante este año, se otorgan ayudas por nacimiento bastante generosas. 

A la cola están países como Letonia (112 días para la madre y 10 para el padre), Chipre (sólo 112 días para la madre), Bélgica (105 días la madre y 10 el padre) y Eslovenia (84 días para la madre y 11 para el padre).

Por otra parte, en España, Lituania y Rumanía se han identificado "tácticas de presión a trabajadoras embarazadas y madres recientes, como el acoso, para inducirlas a renunciar". En Croacia, Grecia, Italia y Portugal se ha denunciado el uso de "renuncias en blanco", es decir, cartas de renuncia sin fecha que las trabajadoras se ven forzadas a firmar al momento de la contratación y que se utiliza para dejarlas sin trabajo en caso de embarazo, enfermedad de larga duración o responsabilidades familiares. ¡Impresionante!

Pero cuando un bebé llega al mundo necesita no sólo a su madre, sino también a su padre. Por eso es necesario que se adopten medidas para equiparar la baja paternal a la maternal. Una baja maternal de 6 meses, pero una paternal de 2 semanas, sólo provoca desigualdades, en lo laboral hacia la mujer al ser vista por el empresario como un "problema" y respecto al hombre al separar a éste de su hijo y de su labor como apoyo a la madre.  

Entre los países de Europa con políticas más igualitarias podríamos destacar:

  • Suecia: 480 días compartidos entre padre y madre.
  • Rumania: 126 días para el padre y para la madre.
  • Alemania: hasta 98 días para el padre y la madre.

Eslovenia tiene el permiso más corto para la madre (84 días). En cuanto al padre, los períodos de baja más cortos son los de Holanda y Malta, con sólo dos días, seguidos de Hungría con cinco.



Tengo que reconocer que me ha agradado comprobar cómo Bulgaria tiene un magnífico permiso de maternidad (aunque no de paternidad): 2 años, el primero al 100% del salario y el segundo con el salario mínimo. El padre o el abuelo pueden acogerse a los derechos maternales en lugar de la madre.

¿Y qué pasa con la conciliación laboral una vez el niño ha nacido y la madre se ha reincorporado al trabajo? El Informe de Evolución de la Familia Europea del año 2014, elaborado por el Instituto de Política Familiar, es desolador en este aspecto:
  • En España el 88,2% de las empresas definen totalmente el horario de sus trabajadores (cifra que asciende al 95,3% en Letonia y baja al 44,8% en Finlandia.) Las empresas con horarios más flexibles son las de Finlandia, Suecia, Alemania y Dinamarca.

  • España destina sólo un 1,4% del PIB a la familia (frente al 2,2% de media en la Unión Europea y el 4,1% de Dinamarca.) España destina 309 euros por persona y año a prestaciones familiares, frente a los 560 euros de media en la Unión Europea y los 2.935 euros de Luxemburgo.

Conclusión: ¿qué más se puede añadir? ¿Cuándo tendremos un gobierno que apueste de verdad por la familia y la conciliación laboral?

jueves, 22 de octubre de 2015

Una magnífica noticia

Hace pocos minutos he recibido una maravillosa noticia y no podía esperar para compartirla con todos. Una asidua lectora del blog y un encanto de mujer me ha dicho que... ¡les han asignado a una nena de internacional! No es la primera vez, ya conocen lo que son las asignaciones fallidas, el amargo sabor que te deja la ilusión cuando ésta se rompe en mil pedazos, pero esta vez tengo la sensación de que será la definitiva. Vuestro sueño está a punto de cumplirse, y me alegro como no te lo puedes ni imaginar. Muchísimas gracias por compartirlo conmigo tan pronto y perdona que lo publique (sin ningún dato que te identifique), pero es que... ¡no podía guardarme tan magnífica noticia! 

¡Muchísima suerte, amiga!


El fin de una época

Los que vivís en Zaragoza o alrededores habréis observado que desde hace unos días todos los periódicos recogen la polémica desatada tras la venta de los Cines Elíseos. Para los que no seáis de aquí, os explico: los Cines Elíseos eran los más antiguos que sobrevivían en la ciudad. Se inauguraron el 22 de diciembre de 1944 y en agosto del año pasado cerraron temporalmente para realizar unas obras. Muchos temimos que el cierre temporal se convirtiera en algo más que eso y, por desgracia, nuestras sospechas se han hecho realidad. Esta semana se conocía que el cine había sido vendido en julio.

Cartel del primer estreno
Rápidamente, unos ciudadanos amantes del local crearon la Asociación Cinema Elíseos para luchar por su preservación. El principal argumento es que en 2009 la Diputación General de Aragón declaró el Cine Elíseos Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés. Por ello, la Asociación ha solicitado una reunión con la Dirección General de Cultura para confirmar si la DGA tiene derecho de tanteo. Sin embargo, mucho me temo que sus actuaciones serán en vano. La iniciativa popular ya intentó salvar a los Cines Renoir en 2012 y, a pesar de la batalla, no se consiguió evitar su cierre.

Hace apenas unas horas, el empresario Manuel Villarig, nuevo propietario de los cines, ha declarado que "el Bien Catalogado no es la actividad, sino el local, y éste se va a conservar". Dice que se enamoró del local, de su decoración y sus elementos artísticos, que se van a conservar pero que lógicamente lo ha comprado como inversión y, desde luego, su futuro no será como sala de cine. Bueno, lo mismo prometió Mango en su día y hoy ya está poniendo pladur en su local.

La verdad es que esto se veía venir. Un cine elegante, de época y que no sea un multisalas parece no tener futuro en la sociedad actual. Los empresarios se escudan en la poca rentabilidad que dan los cine hoy en día. Los artistas y demás profesionales vinculados acusan a la piratería y al llamado IVA cultural. El Gobierno tan pronto dice que bajará el IVA como que no... 


¿Quién tiene la culpa responsabilidad de esa escasa recaudación? No seré yo quien tire la primera piedra contra la descarga de películas, pero es lógico que las descargas hayan reducido drásticamente el número de asistentes a los cines (teatros, etc.) Me canso de escuchar a gente que me pregunta: "¿De verdad vais mucho al cine? Ay, nosotros no, con lo fácil que es descargarlas y te sale gratis" o "Uff, el cine, ni de c***, prefiero descargarlas y verlas tranquilamente en el sofá".

Algo parecido ocurre con el teatro y la ópera: "¿Teatro? Bah, es caro y prefiero quedar con los amigos a tomar unas cañas" o "¿Ir a la Ópera? ¡Nooo, qué aburrimiento!". Por cierto, me encantó ver en Praga a un grupo de 14 chicos (sí, los conté) que iban solos a la ópera y estaban bien tranquilos y atentos durante toda la función. Y a un par de niñas de unos 7 años que asistían con sus respectivos padres y estaban entusiasmadas. Yo no sé en Madrid o Barcelona, pero desde luego en Zaragoza eso no se ve nunca.

Entonces, ¿de qué nos quejamos? Aunque baje el IVA cultural, el teatro seguirá siendo "elitista", la ópera seguirá siendo "aburrida" y el cine seguirá siendo más caro que las descargas. ¿Cierra otro cine clásico? No pasa nada, hay suficientes multisalas para satisfacer a la horda de adolescentes que abarrotan los grandes estrenos norteamericanos. Lo raro es que no cierren también los teatros.

En fin, que tenemos lo que nos merecemos. Lo malo es que, como siempre, pagan justos por pecadores y los verdaderos amantes del cine, perdón, del Cine con mayúsculas, somos los que nos vemos afectados por estas cosas. Pero ya deberíamos estar acostumbrados. Lo peor de todo es que me pregunto en qué mundo crecerán mis hijos, qué valores les vamos a poder inculcar sin el apoyo de la sociedad. No podremos evitar que crezcan en un mundo de "grandes hermanos", "supervivientes" y "belenes esteban", pero lo que sí tenemos claro es que, como decía la inolvidable Scarlett O'Hara, "a Dios pongo por testigo" que haremos todo lo posible por inculcarles al menos un poquito de amor por la Cultura. La auténtica, la de verdad.

Por cierto, que si os parece que aquí el cine es caro, os dejo un listado de los precios que había en 2014 en otros países. http://www.nationmaster.com/country-info/stats/Cost-of-living/Cinema-ticket-price/International-release

lunes, 19 de octubre de 2015

Unidos por una grapa

"Unidos por una grapa". Estas son las palabras con las que la presentadora Anne Igartiburu define el proceso de adopción. En una entrevista publicada por mujerhoy.com, Anne cuenta cómo un productor de TV y padre adoptivo a su vez le dijo una vez que la adopción es una cuestión de grapa, refiriéndose a que en algún momento y en algún lugar desconocidos tu expediente y el del menor se unen por primera vez mediante una grapa que alguien pone en un despacho. Curiosa definición, pero cierta al fin y al cabo.

Todos sabréis que Anne Igartiburu es madre adoptiva, así que nadie mejor que ella para comprender lo que se vive y se siente durante el largo camino que hay que recorrer hasta que esa grapa sea puesta. Sin embargo, la espera merece la pena "porque como cualquier parto, el dolor queda atrás y se te olvida cuando abrazas a tu hijo por primera vez. Sabes que a partir de ese momento estaréis juntos para siempre, pase lo que pase".

Anne relata lo poco que le gusta que le digan que ha ayudado a unos niños o que ha hecho una buena obra. ¿Quién ayuda a quién? ¿Quién tiene más suerte? Dice que en su caso, la respuesta a estas preguntas se la dieron en casa el día que su hija le dijo: "Mamá, te he adoptado yo a ti". Y no deja de ser verdad, porque por más que traigamos un niño a nuestra casa y a nuestra familia, por más que le demos amor, besos, abrazos, una casa, alimentación y educación, hasta el día que ese niño no nos "adopta" a nosotros como padres, el proceso no ha terminado. El niño necesita asimilar su historia, su pasado, sus vivencias y sus recuerdos, y necesita sentirse seguro a nuestro lado, confiar totalmente en nosotros.

Anne recuerda el momento en que "llegas al aeropuerto de tu ciudad con tu hijo recién "parido" abrazado, sabes que inicias una nueva etapa y que tienes una responsabilidad, no sólo y sobre todo con ese niño, sino con aquellos padres que no pudieron cuidar de él o ella y a los que debemos honrar. Hay que tener esto muy claro y muy en cuenta". 

Es bueno recordar esto ya que a medida que los niños crecen necesitan dar respuesta a multitud de preguntas. Hay que hacerles ver que han sido amados y deseados y que siempre lo serán, pero también hay que hacerles entender que no siempre los padres biológicos pueden hacerse cargo de sus hijos, quea veces se ven obligados a  tomar decisiones muy difíciles por el bien de sus hijos. Pocos se paran a pensar en lo que cuesta a unos padres dejar a su hijo en un lugar, a sabiendas que nunca sabrá de él. Firmar una carta de renuncia.

Como nos recuerda Anne: "Nadie pertenece a nadie. Todos somos de todos. Así fui educada y educo. Todos llegamos a la vida de los demás para aprender algo y os aseguro, cada acción que nos lega quien tenemos delante, si estamos atentos, nos llega para saber más de nosotros. Así pasa con los hijos, los padres y con todo en la vida".

Unas palabras que, sin duda, merecen pensar un poco en ellas.

domingo, 18 de octubre de 2015

Grupo Papás por Adopción

Esta semana Papás por Adopción ha dado el salto a grupo de Facebook. Era hora de llevar esta idea a la práctica, ya que nos parece mejor un grupo que una página para que todo aquel que quiera pueda interactuar. En el grupo publicaremos las entradas del blog que se vayan colgando a partir de ahora y también algunas de las que en el pasado recibieron más visitas o suscitaron más comentarios. También es un lugar para que los futuros (o presentes) papás y mamás planteen todas las dudas, ideas, preguntas, comentarios o cosas que se les ocurran. Entre todos nos ayudaremos lo mejor que podamos. En dos días, 26 miembros incorporados y un par de temas planteados que han generado diversas opiniones. Es fabuloso, sólo puedo deciros...



martes, 13 de octubre de 2015

Tercera carta a mis niños

Hola chic@s.

Estamos en plenas Fiestas del Pilar y, aunque este año papá ha estado malito y no hemos podido disfrutarlas, hoy quiero hablaros un poco de ellas porque seguro que muy pronto podremos vivirlas juntos.

Las Fiestas del Pilar, Declaradas de Interés Turístico Nacional, constituyen la principal fiesta de nuestra ciudad, Zaragoza. Son unas fiestas pensadas para todos, por eso se celebran más de 700 actos a lo largo de nueve días, muchos de los cuales son gratuitos. Los Pilares se viven en la calle; plazas, paseos y avenidas se ven libres de tráfico y son recuperadas para el disfrute de los ciudadanos, aunque eso también ocasiona algunas molestias, especialmente los días de trabajo.

Sin duda alguna, el acto más popular es la Ofrenda de Flores que tiene lugar a lo largo del día 12 de octubre, el Día del Pilar. Desde primera hora de la mañana, cientos de miles de ciudadanos de todo el mundo, no sólo aragoneses, ataviados con sus trajes regionales, desfilan ante la Virgen para depositar a sus pies millones de flores. Los antecedentes de la Ofrenda hay que buscarlos en los años cuarenta del siglo pasado, en los que el Camarín de la Virgen se adornaba con flores durante las fiestas. Pero fue en 1958, ocupando la alcaldía Gómez Laguna, cuando el concejal de fiestas introdujo en el programa un acto de participación popular, desarrollándose la primera Ofrenda de Flores a la Virgen del Pilar. Durante las dos horas que duró aquella primera edición desfilaron unas 2.000 personas. Hoy en día, la Ofrenda dura más de ocho horas ininterrumpidas y participan más de 250.000 personas que ayer ofrecieron a la Virgen seis toneladas de flores. 


El manto de flores, situado en una estructura de 15 metros de altura y 16 de anchura, es coronado por la imagen de la Virgen. En el centro puede verse la Cruz de Lorena, símbolo mundial de la lucha contra la tuberculosis, ofrecida por primera vez en 1960 por el actual Hospital General Royo Villanova, antiguo sanatorio antituberculoso. Una vez terminada la Ofrenda, la imagen es preciosa y puede disfrutarse hasta fin de fiestas si el tiempo y el estado de las flores lo permiten.

Por cierto, que la anécdota de este año ha estado vinculada a la Ofrenda. Uno de los barcos de la Ofrenda fluvial sufrió una avería y obligó a los bomberos a "rescatar" a los oferentes que surcaban el Ebro para depositar sus flores. Finalmente, aunque con cierto retraso sobre el plan inicial, los navegantes pudieron llegar hasta los pies del manto.

Las Casas Regionales afincadas en Zaragoza son las responsables de otro acto tradicional que, cada año, gana más adeptos: la Ofrenda de Frutos a la Virgen del Pilar. Hacia el mediodía del 13 de octubre, centenares de personas ataviadas con los trajes típicos de sus regiones de origen, recorren las calles del centro de la capital aragonesa para ofrecer a la Virgen del Pilar los mejores frutos de su tierra. Son unas ofrendas, alimentos y bebidas, que luego se envían a distintos centros asistenciales de nuestra ciudad. 

Cada atardecer del 13 de octubre las calles del centro acogen a miles de participantes que integran el cortejo del Rosario de Cristal. Este acto es una de las tradiciones religiosas más arraigadas entre los zaragozanos; el origen de esta tradición se remonta al 13 de octubre de 1889 cuando, por primera vez, recorrió las calles de la capital aragonesa. El Rosario de Cristal, aparte de una muestra de fe, es también una manifestación artística de gran valor: sus faroles, estandartes y carrozas se han ido construyendo a lo largo de los años gracias a las aportaciones populares. 


Correr ante los Gigantes y Cabezudos es algo que todos los zaragozanos hemos hecho alguna vez en nuestras vidas. La comparsa de cabezudos, que siempre ha estado unida a la de gigantes, hunde sus raíces en los tiempos de la Edad Media. Las primeras noticias que tenemos de ellos datan de hace dos siglos, concretamente de 1807, cuando se les describe en las crónicas de la ciudad. Sobrevivieron a los Sitios y en 1849 se encargó una nueva comparsa al escultor Félix Oroz. Los cabezudos de esa época se mantuvieron en activo hasta 1964, cuando el valenciano Modesto González realizó un nuevo grupo basado en las tendencias de la moda de aquellos años. En el año 2001 el Ayuntamiento de Zaragoza decidió sustituir a los figurones de los cabezudos, recuperando la fisonomía que les diera Oroz. En contraposición con los cabezudos, que se dedican a perseguir a los chavales, los gigantes desfilan ceremoniosos desde la privilegiada posición que les da su altura. Es un espectáculo que impresiona la primera vez que los ves, siempre que el miedo a los cabezudos te deje disfrutar de él. No os preocupéis, en el fondo los cabezudos son buenos y sólo quieren que los chiquillos disfruten un rato.


Aparte de estos actos, tenemos innumerables conciertos (tanto de pago como gratuitos), la ya tradicional Carpa del Ternasco con sus jugosos bocadillos y tapas, artistas callejeros, teatro de marionetas, juegos infantiles en la calle, paelladas, fuegos artificiales, ferias y un largo etcétera.

Por cierto, que este año el Ayuntamiento ha tenido una gran inciativa y ha puesto en marcha una campaña para promover unas fiestas sin agresiones sexistas, una conducta que por desgracia continua siendo bastante habitual entre todas las generaciones. "No es no" es el lema que podemos ver estos días en todas las calles y actos oficiales y que también puede lucirse en unas pulseras moradas que la Casa de la Mujer, institutos y centros educativos ha repartido.

No sabéis las ganas que tengo de poder disfrutar de estas fiestas con vosotr@s!! Este año le pediremos a la Virgen que ponga de su parte para que nos reúnamos lo antes posible.

Como siempre me despido, sed buen@s y haced caso a quienes os cuidan.

Papá y yo os queremos hasta el infinito y más allá.

viernes, 9 de octubre de 2015

El café de los viernes V

Buenos días. De vuelta a la rutina, reabrimos hoy el Café de los Viernes. Y como el tiempo parece que empieza a refrescar por fin, esta fresquita mañana de otoño he decidido tomarme uno de esos estupendos café latte que servían en Praga y Budapest. Creo que su tamaño es más que suficiente para cargarme de cafeína todo el día.


Y para comenzar la charla de hoy me gustaría plantear una cuestión delicada. Al volver de vacaciones nos encontramos con la grata sorpresa de que nada más irnos se había producido una asignación en Zaragoza. Personalmente no conozco a la familia, pero sí a una amiga de ellos. El expediente era del 2011 y el certificado de idoneidad del 2012, así que "sólo" han esperado tres años para tener con ellos a una preciosa nena de quince meses que al parecer es muy buena y está poniendo todo muy fácil a sus nuevos papás. Me alegro un montón por ellos, pero viendo la lentitud de otros países me pregunto... ¿es posible que actualmente se esté moviendo más la lista nacional que la internacional? ¿O sólo es una apreciación mía? ¿Qué opináis vosotr@s?

jueves, 8 de octubre de 2015

¿Qué valores queremos inculcar?

Siempre que vuelvo del extranjero me pasa lo mismo. Es llegar a España y empiezan los gritos de la gente, los empujones, los insultos y amenazas al volante... Ya no sé si es mi imaginación o es que realmente estamos perdiendo toda noción de educación y respeto por los demás. Y una vez más, como siempre que regreso de vacaciones, pienso en los valores que nos gustaría inculcar a nuestros hijos. Aunque este año he tenido dudas: no sé si fracasaremos en nuestro intento y nuestros hijos pasarán absolutamente de todo lo que les intentemos enseñar o si, por el contrario, los convertiremos en unos seres inadaptados y rechazados por sus compañeros precisamente por ser unas personas educadas, amables y respetuosas con los demás. ¡¡Buff, vaya dilema!!

Ayer mismo presencié una escena que me dejó atónita pero que, por desgracia, no es nada rara en nuestro "primer" mundo. Iba en el autobús en compañía, entre otros, de varias personas de raza negra y un par de hispanos. De repente, escucho a una mujer ya anciana exclamar en voz alta que "esto es una vergüenza, ¿adónde vamos a parar? A este paso habrá más extranjeros que españoles en España". La mujer no se cortaba un pelo en decir que "no me gusta y tengo el derecho de decirlo. Lo peor es que en cada esquina te encuentras mendigos extranjeros, porque mendigos españoles no hay ni uno, son todo extranjeros". En fin, creo que no se armó un revuelo porque la veían muy mayor y, quizás, porque esos "extranjeros que vienen a invadirnos" tuvieron más educación que ella.

Pese a lo bochornoso de la escena, hay otra que me preocupa mucho más. Y me afecta, no porque conozca a la protagonista involuntaria de la historia, sino porque se ha producido en mi centro de trabajo y con un profesor, que se supone una profesión liberal y respetuosa con todas las personas y creencias. Hace ya unas semanas, un profesor de mi centro expulsó el primer día de clase a una alumna por llevar hiyab, el tradicional velo con que cubren su cabeza y pecho las mujeres musulmanas. La alumna y su familia protestaron ante las autoridades académicas y, efectivamente, el profesor tuvo que readmitirla en clase pero, al parecer, los comentarios sarcásticos fueron tales que la clase entera se plantó y abandonó el aula. Actualmente hay abierto un expediente que está en fase de tramitación y al grupo se le ha cambiado de profesor. Sin embargo, me pregunto por qué se permite que dicho docente siga dando clase a otros grupos. El mismo reconoció haberla expulsado "por motivos personales", ¿no es suficiente prueba de racismo, xenofobia y nulo respeto a las características de cada uno que, sin duda, alguien dedicado a la enseñanza debería respetar en todo momento? Me parece bochornosa su actitud, pero igualmente me parece bochornosa la actitud de las autoridades que se esconden detrás de una normativa y unos procedimientos para alargar situaciones que deberían cortarse de raíz. No tengo mucha Fe en el "Sistema", pero espero que este profesor reciba la sanción adecuada (los alumnos solicitan su expulsión) y que finalmente el caso se lleve ante los Tribunales.

¿En qué clase de sociedad vamos a educar a nuestros hijos si callamos y enterramos bajo un montón de normas actuaciones como éstas? ¿Cómo vamos a educar a nuestros hijos si no nos enfrentamos a estas situaciones?

 

lunes, 5 de octubre de 2015

Y se acabaron las vacaciones...

Ahora sí que sí, las vacaciones se acabaron con el buen tiempo. ¡Qué lástima! ¿Por qué parece que las vacaciones siempre pasan más deprisa que el resto del año? Bueno, al menos hemos descansado, disfrutado, recargado las pilas y volvemos con pocas ganas pero muy contentos por los lugares tan maravillosos que hemos descubierto. Como ya nos habían avisado, tanto Praga como Budapest nos han maravillado. Son ciudades mágicas, cada una con su propio estilo y su personal historia, que bien merecen al menos una visita.

Ahora toca volver al trabajo, a las tareas domésticas, a seguir esperando noticias del IASS y de Bulgaria y, por supuesto, al blog. ¡Tengo tantas cosas con las que ponerme al día! ¡24 horas no son suficientes! Al vover a España me encontré unos cuantos mensajes en el blog y en el correo electrónico de personas que nos consultan diversas dudas. Ante todo, pedirles disculpas a todos por el retraso. Cuando salimos al extranjero solemos desconectar los datos del móvil y hasta ahora no los hemos visto. Poco a poco, a lo largo de esta semana, iré respondiendo a todos ellos.

También iré contando algunas cositas del viaje; no muchas ya que no es un blog de viajes, pero siempre hay anécdotas curiosas que pueden interesar a alguien. Y, por supuesto, nos iremos poniendo al día con las novedades que se hayan podido producir durante nuestra ausencia.

Ahora os dejo con un cortometraje animado en 3D que nos muestra cómo se siente un perrito que lleva tiempo esperando ser adoptado por una familia y parece que nunca llega su oportunidad. Sin embargo, no pierde la esperanza de encontrar a alguien que le quiera y a quien querer él, pues ya sabemos que la esperanza es lo último que debe perderse.



Llévame contigo / Take me home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...