martes, 28 de junio de 2016

India


Uno de los países que más fuerte ha sonado siempre en la cabeza de las familias españolas que se plantean adoptar en el extranjero es India, un país del sur asiático que, con sus más de mil millones de habitantes, se ha convertido en el segundo con mayor población mundial, sólo superado por China, otro de los destinos tradicionales a la hora de ampliar la familia.


India, al igual que la mayoría de los países en la actualidad, da prioridad a la adopción nacional. Esto quiere decir que primero se intenta que los menores sean adoptados por familias hindúes, ya sean residentes en India o en otro país. Cuando esto no se consigue, se abre la vía a las familias extranjeras. Y, como suele suceder también en el resto de países, las reglas se relajan cuando hablamos de mayores de seis años, grupos de hermanos y menores discapacitados. En estos casos, la adopción internacional es viable desde el primer momento para ampliar las posibilidades de que estos niños encuentren pronto una familia.

India firmó el Convenio de La Haya de protección al menor y cooperación en materia de adopción internacional el 1 de octubre de 2003. La tramitación de los expedientes de las familias españolas se hace obligatoriamente a través de una Ecai.

Los requisitos para adoptar en India son bastante sencillos:
  • Matrimonios, preferiblemente sin hijos, y con una antigüedad de al menos dos años. Ninguno de los cónyuges puede tener más de 55 años de edad y, entre los dos, no pueden superar los 90 años si quieren adoptar menores de cuatro. Para adoptar niños de cuatro a ocho años, la suma de las edades de los solicitantes no puede superar los 100 años. Y para adoptar niños mayores de ocho años, la suma de las edades no debe sobrepasar de 110.
  • Personas solteras, viudas o divorciadas hasta 45 años de edad si quieren adoptar menores de cuatro años. La edad se amplía hasta los 50, e incluso 55 años, si adoptan niños de cuatro a ocho años o mayores de esa edad. Los hombres solteros no pueden adoptar niñas.
  • No se aceptan parejas del mismo sexo.
  • La diferencia de edad con el adoptado debe ser de, al menos, 25 años.

Documentación necesaria:
  • Solicitud de adopción.
  • Certificado de idoneidad.
  • Informes psicosociales.
  • Compromiso de seguimiento. 
  • Fotografías.
  • DNI o pasaporte de los solicitantes.
  • Certificado de nacimiento.
  • Certificado de empadronamiento. 
  • Certificado de Policía.
  • Certificado de matrimonio o sentencia de separación/divorcio.
  • Sentencias de adopción si hay hijos previos adoptados.
  • Certificado de Propiedades. 
  • Certificado médico.
  • Certificado de antecedentes penales.
  • Certificado de empleo.
  • Declaración relativa a la situación económica.
  • Declaración de la renta.
  • Autorización de entrada y residencia del menor en el país.
  • Tres cartas de amigos en las que se hable de la honorabilidad de los solicitantes.
  • Nota del director del banco diciendo qué clase de clientes son los solicitantes. 


El proceso de adopción en India es judicial. La adopción es plena desde un primer momento y la familia solo tiene que inscribir al menor en el Registro cuando llegue a España. Esto se ha cambiado a lo largo de 2015, así que cuidado con las páginas web en las que miréis, ya que no todas están actualizadas.

La estancia en el país no es larga: entre 7 y 21 días una vez sea firme la sentencia, por lo que las familias deben otorgar poderes notariales para estar representadas en las distintas instancias. No obstante, esta representación suele estar incluida en las tarifas que cobran las Ecais que tramitan en el país: Namasté, Niños sin Fronteras, Balbalika... La diferencia entre el número de días responde a que en algún caso el juez dicta que los padres estén allí para el último juicio, aunque en la mayoría de los casos no es así y la estancia suele durar entre 7 y 10 días. 

Tras la adopción, es necesario enviar los informes de seguimiento requeridos por el gobierno de India: un informe trimestral el primer año y semestral durante el siguiente año o hasta que la adopción sea plena. No obstante, en la sentencia judicial se establece el número de seguimientos a realizar.

En los últimos meses, con la nueva adecuación de la legislación nacional, han disminuido los tiempos de espera, que ya se situaban en torno a los cuatro años. Ahora, el proceso lo controla totalmente el órgano central de adopciones (C.A.R.A.), que ya no permite las asignaciones a criterio de los orfanatos o de la Iglesia local. Ello ha provocado un aumento considerable del número de menores adoptables y que, además, se acepten las solicitudes para niños menores de 5 años.

Antes de las nuevas directrices legislativas se distinguía entre orfanatos de licencia nacional o internacional; el cambio realizado ha permitido que, en la actualidad, sea un órgano centralizado el que realizas las asignaciones. Los primeros sesenta días, los niños están disponibles para adopción nacional y, posteriormente, para internacional, siendo asignados por el C.A.R.A. De este modo, en la actualidad, parece que tampoco se produce el trato discriminatorio que antes realizaban algunos orfanatos a las familias monoparentales, atendiendo al parecer a cuestiones religiosas. De hecho, en octubre de 2015 una congregación religiosa entregó su licencia de adopción por estar en contra de la adjudicación de los menores por el C.A.R.A., pues no estaban de acuerdo con la asignación a mujeres monoparentales.






4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. buenas tardes, nosotros estamos para valoracion para adopcion en india , con expediente de noviembre del 2016 .

      Eliminar
  2. hola enhorabuena por tu blog. quisiera que alguien me recomendase una ECAI que tramite los expedientes de india. gracias

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...